Jun
6
2016

Golf: el deporte para cerrar negocios. Un deporte que permite conocer la personalidad del jugador.

9525

EL HERALDO. ECONOMÍA
Domingo 29 de Mayo de 2016 – 3:20am

POR: ROBERTO LUIS HERNÁNDEZ

La historia que cuenta Eder Pardo se remonta a sus años como caddie. Con la bolsa de palos al hombro y justo en el hoyo siete, notó aquella vez cómo su jefe y otro golfista amigo, en ese momento en pleno juego, hablaban sobre un “negocio de inversión”.

“En el golf, todos saben que el caddie tiene la función de cargar la bolsa de palos en los recorridos y hacer una que otra sugerencia, solo cuando se lo solicitan. Opinar dentro del juego no está permitido. Uno escucha nada más”, explica Pardo.

Ese día, rememora, el amigo de su jefe mostraba ser un jugador aficionado, pero de “primera”. Su hándicap, puntuación en el golf, se mantenía en 4,2.

“En su turno, el hombre estaba a punto de hacer el swing cuando resultó perturbada su concentración: el golpe fue malo. La jugada terminó mal”, comenta Pardo.

Quien pagó los “platos rotos”, de acuerdo con la historia narrada por el caddie, fue el otro ayudante que acompañaba el juego. “Eduardo, que cargaba los palos del amigo de mi jefe, pisó una rama seca, lo que provocó un ruido y la desconcentración del hombre. Bueno, yo creo que él ya venía desconcentrado por haber fallado en los cuatro hoyos anteriores, pero tomó ese hecho como detonante y regañó duramente al muchacho”.

Al finalizar el juego, recuerda Pardo, su jefe se le acercó y le dijo que aquel negocio que le había escuchado hablar con el otro golfista “no iba”, todo por el trato que le había dado al caddie después del incidente de la rama. “Si así trató al caddie, me imagino lo que hace con sus empleados. Ese fue el comentario de mi jefe en ese momento”, expresa.

El golf, para Eder, es un deporte que en su desarrollo se relaciona mucho con el entorno empresarial, “por la gente que lo juega”, anota.

Ser caddie por muchos años, añade, le permitió terminar sus estudios de administración de empresas y conocer el mundo empresarial, ese en el que se relacionaba su jefe con destreza.

cita

“HOYO EN UNO”.

“Este es un deporte que tiene la particularidad de extenderse en promedio más de cuatro horas. El tiempo puede invertirse conversando”, expresa Andrés Pullo Mesa, gerente de Banca Personas y Pymes para Bancolombia.

El ejecutivo agrega que es un tiempo en el que se pueden definir muchas cosas, dado que “divirtiéndote puedes saber cómo se comporta la persona dentro y fuera del terreno de juego”.

Un campo de golf tiene entre cuatro kilómetros y seis kilómetros de extensión, y puede tener cómo mínimo nueve hoyos, aunque los campos profesionales constan de 18 hoyos.

El objetivo del juego, de origen escocés y que es catalogado como Olímpico, es embocar la bola en el hoyo con el menor número de golpes posibles.

Para Álvaro Martínez, asesor de seguros y golfista por más de treinta años, el deporte le permite liberar todas las cargas obtenidas durante la jornada laboral de la semana. “Es uno de los deportes más difíciles del mundo; no se trata de pegarle a una bola y meterla en el hoyo, el golf implica desafíos, retos y festejos y, tarde o temprano, sacará tus verdaderos colores y actitudes”, manifiesta.

Por desarrollarse en extensos y cuidados jardines, el golf es el espacio propicio para los negocios porque está alejado del constante ruido de la ciudad, sostiene Carlos Alberto Fernández, empresario independiente y golfista por más de treinta años.

“Por lo general no haces negocios con un desconocido, lo haces con una persona que te genera confianza. A través del golf se tejen lazos de hermandad que te permiten tener una mayor familiaridad en los campos. Si somos conocidos en el campo nos volvemos amigos”, manifiesta el jugador aficionado.

Los jugadores entrevistados coinciden en que el golf se encuentra el espacio propicio para compartir, hacer amistad y, si se puede, cerrar un negocio.

Comprueben y disfruten !!!!.

About the Author: Palomarejos Golf

Comments are closed.